Inici Mapa Mapa Noticies Últimes notícies Instalación de captadores de arena en la Playa de Talamanca

# | 0-9 |A |B |C |D |E |F |G |H |I |J |K |L |M |N |O |P |Q |R |S |T |U |V |W |X |Y |Z

Mapa » Noticies » Últimes notícies


Instalación de captadores de arena en la Playa de Talamanca
Captadors sorraEstos elementos servirán para preservar los sistemas dunares, evitando su degradación como consecuencia de la acción del viento y de los usuarios de las playas.

Los sistemas dunars litorales son acumulaciones de arena en espacios costeros que se extienden tierra adentro de manera organizada y estructurada, permitiendo el intercambio de sedimentos (arena) entre las dunas y la playa manteniendo el equilibrio natural. Cualquier pequeña modificación de tipo natural o antrópico puede romper el equilibrio del sistema playa –dunas- y desencadenar procesos erosivos. A nivel del Estado español tan sólo un 40% de las playas conservan los sistemas dunares y la tasa de desaparición de estos sistemas se estima en 30 hectáreas por año.

El municipio de Eivissa cuenta entre sus valores naturales con tres playas de excelente calidad, de las cuales, la playa de Talamanca, la más grande del municipio, pese a encontrarse enmarcada por un entorno eminentemente urbano, conserva todavía algunas características propias de los sistemas naturales, como por ejemplo la conservación de un pequeño paisaje dunar efímero y espacios no edificados. Debido al uso y la afluencia de usuarios en la playa, las formaciones dunares se han visto afectadas, por lo cual, el Ayuntamiento de Eivissa solicitó a Demarcación de Costas la colocación de unos captador de arena a la playa que permitan evitar la degradación de este importante sistema dunar así como ayudar a la regeneración y la recuperación de estas dunas. Los captadores de arena sustituyen la función que la vegetación y otros restos sólidos aportados por la mar ejercen en la formación de dunas. Su función es la reducción de la velocidad del viento por fricción, y con esto, la disminución de la carga de arena transportable, propiciando la acumulación de arenas y aumentando la altura y anchura de la duna y aportando una mayor estabilidad al depósito arenoso. Los captadores de arena instalados son palizadas de vim biodegradables, que además de realizar una función de reducción de la erosión eólica, al degradarse aumentan el contenido en materia orgánica del sol para la vegetación que se instale más adelante.

Una vez colocados estos captadores la siguiente actuación que se realizará será la retirada de dos embarcaciones que actualmente se encuentran varadas sobre una de las dunas principales de la playa. Se evitarán así las molestias que puedan ocasionar y las interferencias en la evolución natural del sistema.

Todas estas actuaciones se enmarcan dentro del Plan de Gestión de Playas del municipio de Eivissa que el Ayuntamiento elaboró a comienzos de año y con el que pretende compatibilizar el uso turístico y recreativo de las playas con la preservación de sus valores naturales.