Septiembre 20, 2021

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Balanç temporada turisticaEl Ayuntamiento de Eivissa eliminará los agentes de publicidad dinámica para el próximo verano. Esta es una de las medidas, junto con otras relacionadas con movilidad y de organización, que se tomarán después de hacer un primer balance de la temporada turística.

El alcalde de Eivissa, Rafa Ruiz y los concejales responsables de las áreas de Comercio, Turismo, Policía y Urbanismo se han reunido esta semana con el fin de hacer un análisis de la temporada y estudiar las medidas necesarias para mejorar el funcionamiento de las zonas turísticas del municipio de cara al próximo verano.

La primera de las decisiones tomadas ha sido la eliminación de los agentes de publicidad dinámica tras constatar los reiterados incumplimientos de la ordenanza. Por este motivo, durante este invierno, se llevará a cabo una modificación puntual de la ordenanza para eliminar esta figura. También se ha hablado de la necesidad de aumentar las restricciones de tráfico rodado en el puerto de Eivissa y así se hará llegar a la APB.

Por otra parte, después de analizar los problemas de movilidad que se sufren en el interior de los barrios de la Marina y Dalt Vila, el ayuntamiento incrementará las restricciones el tráfico, sobre todo de los vehículos pesados ​​de carga y descarga, delimitando los horarios de acceso a los barrios históricos.

En este sentido, la restricción al tránsito rodado se prevé que aumente dentro del Puerto de Eivissa tal y como se ha hecho llegar a la Autoridad Portuaria de Baleares que trabaja en el mismo sentido.

Otra decisión adoptada se puso en marcha una mesa de dinamización del Puerto de Eivissa, formada por asociaciones de comerciante, representantes de vecinos y de Autoridad Portuaria, que trabajará para consensuar todas las actividades que se organicen en el Puerto de Ibiza y en buscar nuevos nichos turísticos.

El objetivo de todas estas medidas es mejorar la movilidad de las personas y hacer un municipio más sostenible también durante el verano, momento en que la ciudad de Eivissa llega a registrar una de las densidades de ocupación más altas de todo el Estado.