Octubre 24, 2021

ajuntamentdaltvila

Últimas noticias

Can BotinoEl equipo de gobierno introduce nuevos criterios más restrictivos para la organización de eventos en espacios públicos.El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Eivissa no autorizará más conciertos en el Baluarte de Santa Llúcia a partir de la próxima semana y no permitirá más que el Festival de Jazz (23-25 ​​de julio) por ser una actividad promovida por el propio Consistorio, con una larga tradición, que genera pocas molestias y querida por la mayoría de residentes de Dalt Vila.

Como ya se informó hace unos días, el nuevo equipo de gobierno municipal ha encontrado una decena de actuaciones de gran impacto programadas en el baluarte de Santa Llúcia para este verano, aparte de otros en el baluarte de Sant Pere, el puerto y la zona del dique de Botafoc. Después de analizar cada concierto uno por uno, los responsables municipales han acordado permitir los que están previstos para esta semana, concretamente un concierto de música electrónica promovido por el IMS (el 7 de julio) y el concierto de Jarabe de Palo organizado por Ibiza Roots (9 de julio). En ambos casos se ha decidido permitir la actividad debido a que los promotores ya habían avanzado mucho en las gestiones con el equipo de gobierno anterior y se ha entendido que la cancelación o reubicación de los acontecimientos habría generado importantes perjuicios.

A partir de la próxima semana, Santa Llúcia quedará libre de conciertos, exceptuando el festival de Jazz, y de cara a próximas temporadas, el equipo de gobierno municipal anuncia que ha iniciado ya una revisión de la ordenanza que regula las actividades en estos espacios municipales y que será más restrictiva a la hora de conceder autorizaciones.

'Nos hemos encontrado que en algunos casos los promotores privados que organizan actividades con ánimo de lucro ni siquiera pagaban tasas por ocupar espacios públicos y que había conciertos en trámite con música hasta la 1 y las 2.30 horas de la madrugada, un auténtico desbarajuste . Este tema se había ido de las manos", explica el alcalde de la ciudad de Eivissa, Rafa Ruiz.

El Ayuntamiento de Eivissa comunicará esta decisión durante esta semana a los promotores de todos los acontecimientos que habían pedido autorización para este verano e informará de las nuevas condiciones para la realización de conciertos: no se permitirá el uso del baluarte de Santa Llúcia a partir de la próxima semana, se cobrarán siempre las tasas de ocupación de los espacios públicos, no se harán montajes o desmontajes por parte de las brigadas municipales, no se permitirá la música más allá de las 00.00 horas y se será muy estricto respecto del volumen de la música.

Entre los eventos que se verán afectados por estos nuevos criterios se encuentran conciertos de música electrónica, reggae, festivales flamencos, etc.